Enanos

Los enanos pueblan Aarklash desde los primeros tiempos de la Creación. Aseguran haber sido creados y nombrados por los dioses al mismo tiempo que el resto de las especies.

La Luz y el Destino (Enanos de Tir-Nâ-Bor)

Enanos de Tir-Nâ-Bor

Los enanos son famosos por su extraordinaria resistencia. Comparten un íntimo vínculo con la tierra y tienen una tendencia natural a habitar lugares subterráneos o aislados en vastas planicies.

Repudian trasladarse y detestan a los intrusos. Finalmente, poseen un agudo sentido de comunidad: aún viniendo de regiones alejadas y encontrándose por primera vez, dos enanos experimentan inmediatamente un sentimiento mutuo de confianza.

Las Tinieblas (Enanos de Mid-Nor)

Enanos de Mid-Nor

Los Poseídos son enanos hechizados por repugnantes magos.

Su jefe, El Déspota, si bien era en origen un enano de Tir-Nâ-Bor, ha vuelto su nefasta mirada hacia sus semejantes.

En el curso de un abominable ritual, el alma de un enano es aprisionada, al tiempo que sus vísceras son recogidas en una muñeca canope. La piel del ajusticiado es recortada. Luego es cosida con la de otras víctimas, como si fuera una tela, para componer una macabra parodia de cuerpo.

La muñeca canope toma vida al mismo tiempo que el Poseído y sus rasgos recuerdan groseramente a los del Poseído al que está ligado. Estos extraños fetiches deben ser alimentados bañándolos en sangre viciada, por lo que se sumergen en un letargo que les da la apariencia de simples muñecas de trapo. Un Poseído y su muñeca comparten un lazo empático poderoso: si su muñeca canope es destruída, el Poseído fallece.

La piel y los órganos de los Poseídos se descomponen a un ritmo muy variable. Deben ser renovados para no arriesgarse a la destrucción. Por esta razón, el calor, el sol y el agua son fuentes de peligro que provocan grandes dolores a los Poseídos si son expuestos a ellas más que unos pocos minutos.

En Cadwallon

A los enanos no les gusta vivir lejos de los Montes Aegis. Cadwallon es una de las raras ciudades de Aarklash que puede jactarse de haber seducido a estos duros de pelar que han contribuído al desarrollo arquitectónico y tecnológico de la villa. Los Cadwës deben a los enanos los barrios mas modernos, así como numerosas innovaciones. Esto no les impide a ciertos ciudadanos atribuir a los enanos intenciones secretas, como la exploración de los vestigios cynwälls.

Los Poseídos que se pueden encontrar en las calles de la Ciudad Franca son unos renegados. Son perseguidos por sus semejantes porque su vínculo con el Déspota ha sido roto por algún demonio de las profundidades.

Enanos

Cadwallon Ravenink Ravenink