Imperio Akkylanio

La cruzada de todo un imperio comenzó con la visión de un único hombre: el profeta Arcavius. Originario del Reino de Alahan, Arcavius partió con la divina misión de convertir Aarklash al culto de Merin, el Dios Único. La llama de una nueva fe abrasó los corazones de millares de fieles e hizo nacer un imperio de fe, hierro y fuego. Ahora, innumerables creyentes embutidos en pesadas armaduras de metal y armados de fusiles recorren los caminos de las peregrinaciones. El ejército de la redención está en marcha.

Mientras las Tinieblas amenazan Aarklash, los Grifos ponen a sus disciplinados ejércitos y sus cañones al servicio de la Luz.

El ejército imperial, la Inquisición y los Templarios unen sus fuerzas para aplastar a los herejes y levantar hogueras de castigo. ¡Los celosos servidores de Merin son severos, pero justos! Los fanáticos guerreros del Grifo responden perfectamente a las órdenes y hacen de su ejército una máquina de guerra donde cada engranaje es un instrumento mortal. Además de su disciplina de hierro, el ejército del Grifo posee el secreto de la pólvora: pistolas, fusiles, trampas explosivas y cañones abundan en sus filas.

Imperio Akkylanio

Cadwallon Ravenink Ravenink