Home Page

CADWALLON

No negaremos lo que habéis hecho por el bien de nuestra economía, pero no vamos a permitir que despojéis a los miembros de las Ligas Francas de sus privilegios. Ellos honran la memoria de los conquistadores que hicieron posible la implantación de vuestros negocios. Son los avalistas de nuestra neutralidad en la guerra que ruge alrededor nuestro.

¿No creen que poco importa que los miembros de las Ligas Francas infrinjan nuestras leyes de vez en cuando siempre que paguen sus crímenes en oro contante y sonante?

Den Azhir (Duque de Cadwallon), defendiendo a las Ligas Francas delante del Consejo de los Gremios.

Cadwallon

Cadwallon es la ciudad de los muchos nombres

Cadwallon es la Ciudad Franca

Maldita y abandonada en otro tiempo, Cadwallon fue conquistada por la legendaria compañía de mercenarios conocida como Los Perros de la Guerra. Éstos, liderados por Vanius, debieron enfrentarse a mil peligros para lograr su fin, pero la fortuna estaba de su lado. Desde la hazaña de Los Perros de la Guerra, Cadwallon es una ciudad libre. Herederos de estos aventureros ávidos de gloria y riquezas, los miembros de las Ligas Francas velan hoy por la seguridad y la neutralidad de la ciudad.

Cadwallon es la Ciudad de los Ladrones

Las fortunas se hacen y se deshacen allí, a lo largo de sus tortuosos callejones. La seda se mezcla con los harapos a la caída de la noche. Los poderosos y los incrédulos se codean en un ballet de intrigas despiadadas y asesinas. Lejos del Ragnarok, lejos de las guerras que arrasan el continente, emisarios venidos de toda Aarklash se reúnen para negociar en los corredores de las prestigiosas embajadas y los salones interiores de los más infames figones.

Cadwallon es la Rosa de Hiel

Las nobles torres de la Villa Alta, que desafían cada día el firmamento, arraigan sus raíces en los callejones de la Villa Baja, cuyos habitantes malviven, hartos de miseria y desesperación. El equilibrio de precarias alianzas permite a los insolentes aristócratas de Cadwallon ocupar un escaño entre los más grandes soberanos de todo Aarklash. Cuentan con innumerables enemigos, pero se permiten el lujo de imponer sus propias reglas cuando son desafiados.

Cadwallon es la Joya de Lanever

Como un anillo de tinieblas engastado con un diamante resplandeciente, Cadwallon atrae a los desterrados, los desposeídos y a todos aquellos que se niegan a morir por la gloria de los comandantes del Ragnarok. Perdidos de toda condición cohabitan allí, unidos por las leyes de los Duques de Cadwallon.

Home Page

Cadwallon Ravenink Ravenink